Cómo se hace una web

Para facilitar la organización y la eficiencia en el trabajo, utilizamos una serie de pasos consecutivos para realizar nuestros proyectos. Estos son los pasos:

Análisis

Consiste en definir con el mayor detalle posible en qué va a consistir el proyecto, tratando de evitar ambigüedades a la hora de definir todas las tareas a realizar, para evitar problemas en los pasos posteriores. Esta fase la realizaremos juntos, ya que es usted quien debe decidir qué elementos tendrá su página web y qué servicios contratará con nosotros. En el caso de que no desee contratar alguno de nuestros servicios secundarios (por ejemplo, la creación de contenidos o la imagen corporativa) usted deberá encargarse de proporcionarnos toda esta información para que podamos realizar el proyecto.

El análisis se formaliza en un documento en el que se describirá el proyecto a realizar al detalle, incluyendo una estimación de tiempo y un presupuesto. El documento de análisis sirve a su vez como contrato, en el cual nosotros nos comprometemos a realizar las tareas especificadas y usted a su vez se compromete a realizar los pagos en los plazos indicados.

Diseño

Una vez validado el documento de análisis, es el momento de decidir cómo vamos a hacer el proyecto, es decir, de qué forma vamos a llevar a cabo las distintas tareas indicadas en el documento de análisis.

Las tareas de diseño incluyen, entre otras, decidir la plataforma tecnológica, escoger la estructura de la página web, diseñar la imagen corporativa, diseñar los elementos gráficos de la página web, idear y redactar los textos, y otras muchas decisiones que deben tomarse antes de pasar a la siguiente fase. Usted tendrá que revisar y dar el visto bueno al diseño de la web antes de continuar con el proyecto.

                                            

Implementación

Una vez disponemos de todos los elementos necesarios, es el momento de instalar la plataforma tecnológica escogida durante la fase de diseño en uno de nuestros servidores, configurarla e introducir todos los contenidos, así como implementar el diseño e incluir todos los elementos gráficos.

Revisión y pruebas

Antes de abrir al público nuestra nueva web, es necesario probar intensivamente que todo funciona a la perfección, en distintos dispositivos (ordenador, tableta y teléfono) y con distintos navegadores; también nos aseguraremos de que el resultado se ajusta a lo especificado en el documento de análisis. Una vez se ha revisado que todo está perfecto, la web puede publicarse en Internet.

Marketing y mantenimiento

Nuestra página web recién estrenada está ahora abierta al público, pero es una más entre otras muchas y necesitamos hacer saber a los internautas que existimos y estamos disponibles a través de su medio favorito. Para ello, disponemos de dos herramientas principales: los buscadores y las redes sociales. Podemos ayudarle a mejorar el posicionamiento de su página web para que los buscadores, principalmente Google, clasifiquen correctamente sus contenidos y su web aparezca más alto en los resultados de búsqueda. También podemos gestionar sus cuentas en las redes sociales, o si lo prefiere podemos enseñarle a utilizarlas usted mismo para comunicarse con sus clientes y aumentar el tráfico de su página web.

Por último, pero no menos importante, no hay que olvidar que las páginas web necesitan un mantenimiento, el cual requiere muy poco tiempo pero es absolutamente necesario, especialmente en lo que se refiere a las actualizaciones de seguridad. Si decide alojar su web en nuestros servidores dispondrá de este servicio de mantenimiento sin coste alguno.